Un niño con tan sólo 10 años hackea Instragram y Facebook le regala 10.000 dólares

Un niño con tan sólo 10 años hackea Instragram y Facebook le regala 10.000 dólares

Facebook para todos aquellos que no lo sepa, tiene un programa de recompensas para todos aquellos hackers y expertos en seguridad que consigan reventar su sistema y les ayuden a solucionarlos.

Durante el año pasado, fueron denunciaron más de 300 bugs informáticos  que es el nombre que le gusta ponerle a los programadores cuando detectan un fallo en el sistema y pueden acceder a él.

Facebook a estos hackers le pago la suma de casi 1 millón de dólares a todos ellos por indicarles cuales eran los fallos sin que se llegaran a aprovechar de ellos y les ayudaran a resolverlos. La media por persona salía a 1.700 de dólares.

Desde la aparición de este programa de royalties que se le pagan a los hackers, Facebook ha pagado ya en torno a los 3 millones de dólares en compensar a estos expertos en seguridad.

Pero hoy lo que nos acontece es otra nueva incorporación. Un niño de tan sólo 10 años ha reventado Instagram y Facebook le ha pagado 10.000 dólares.

Este niño prodigio con tan sólo 10 años, encontró un fallo en la plataforma de instagram que permitía borrar los comentarios de cualquier foto.

Aunque según afirma Facebook, este usuario es muy pequeño para acceder a su red social, ha conseguido que la empresa le pague esta cuantiosa suma de 10.000€ por descubrir vulnerabilidades en sus páginas web.

Con algunas modificaciones este niño, descubrió que podía alterar la información que mandaban a los servidores de Instagram para borrar cualquier comentario sobre la aplicación de fotografías.

En Edina, como expertos en el desarrollo de diseño web en Valencia sabemos lo importante que es la seguridad. Por eso, recomendamos en proyectos de gran calibre utilizar un certificado SSL que ayude a cifrar la información cuando están comunicándose cliente y servidor.

¿Porqué debemos hacer esto?

Muy sencillo, porque nunca sabemos quien puede estar espiando nuestras comunicaciones y aunque os suene muy a película de ciencia ficción, es algo tan simple como, por ejemplo, nos vamos a un Mcdonals a comer algo y nos conectamos al wifi de ahí que es gratis y cualquiera puede conectarse. Y ahora cogemos y nos conectamos a una página web como la del banco o una web importante e introducimos nuestro usuario y contraseña.

Cada vez que se manda la información al servidor, en los paquetes que se envían siempre se envían los datos de identificación del usuario. Y si hay alguien escuchando con un Sniffer podrán sacar esta información ya que están conectados a nuestra misma red pública, es decir, la de Mcdonals.

Por eso es conveniente que seáis cautelosos con estas prácticas.

Leer mas

Por Diseño Web Valencia